Encuentran un cuadro robado de Gauguin en la cocina de un obrero jubilado

1004 shares


Cuando una persona compro alguna pieza de imitación no sabe hasta qué punto puede parecerse a la original. Paga y siempre se queda con la duda. "¿Me habrán timado?", te preguntas. Pues bien, el protagonista de esta historia no se puede sentir muy estafado que digamos.Un trabajador de Fiat, la famosa casa automovilística, se llevó dos cuadros por poco más de 80 euros. Pero no eran dos cuadros cualquiera: uno era de Gauguin y otro de Bonnard. Él los decidió colgar en su cocina de su casa y más tarde se los llevó a su ciudad natal, donde llevaba jubilado ya un tiempo.Sin embargo, su hijo empezó a sospechar que esos cuadros no eran una imitación barata. Este estudiante de arquitectura vio que las pinturas tenían muchas similitudes con las de los postimpresionistas franceses que había estudiado durante la carrera. Decidió contactar con expertos de arte para ver si tenían algún valor.Pues bien, la investigación llegó a la Policía Italiana, que se acercó a la casa del jubilado para constatar la realidad de sus pinturas. Una vez allí, constataron que esos cuadros habían sido robados de la vivienda de una pareja de coleccionistas de arte que los había comprado en una subasta en 1961.Otras informaciones hablaban de que en 1970 esas obras de arte habían sido robadas en Londres. Ese fue el último momento en el que se conoció algo sobre ellos. Al parecer los ladrones, viajaron hasta París, pero el miedo a algún control hizo que dejaran abandonadas las pinturas en esos vagones.Fue en ese momento cuando las obras quedaron clasificadas como objetos perdidos y pasaron a un almacén para ser subastados. Ahí fue donde acudió el famoso obrero jubilado y se hizo con ellos por apenas 100 euros. Las vueltas que da la vida...

Encuentran un cuadro robado de Gauguin en la cocina de un obrero jubilado Keubble - 1004 Reviews - Rating of 4,5 stars

1004 shares
Comments